Ahorra para ofrecer lo mejor a tu hijo: Alimentación para bebés
5 (100%) 3 voto[s]

El gasto en alimentación para bebés no es tan fácil de calcular como con los pañales. Si tenéis suerte y el bebé se engancha al pecho, la cosa comenzará fácil (para el padre). A partir del sexto mes, poco a poco aumentará el grado de dificultad y el coste.

¿Cuánto se gasta el primer año en comida para un bebé?

Si os decidís por dar el pecho (y podéis), enhorabuena, ¡leche gratis los primeros meses! (Bueno, dicen que la madre comerá más para poder generar la leche, pero diría que ese no fue el caso…). Como padre no puedes ayudar mucho, pero no te acomodes demasiado…

En caso contrario, espero que tengas ahorros, porque cada bote de leche de fórmula vale un ojo de la cara, sobre todo el de los primeros meses. Ahí sí que puedes y debes tomar parte y preparar unos deliciosos (mejor no olerlos) biberones a tu hijo.

La leche de fórmula es cara

Calculando rápidamente, el primer año necesitas:

  • Leche de fórmula en polvo 1, 18€ a la semana los 6 primeros meses.
  • Leche de fórmula en polvo 2, 16€ a la semana los siguientes meses.
  • Agua embotellada 15€ al mes (puedes usar agua del grifo).

Nosotros hemos gastado tres botes, durante el primer año por necesitar un aporte extra (seguimos con lactancia materna).



Hasta ahora estaba chupado, pero a partir de los 6 meses llegará la fruta… y la cosa se nos complica a los padres. Ya no nos escapamos de alimentar a nuestro hijo. Y tampoco podremos escapar de comer más fruta, porque todo lo que sobre, adivina para quién es. No hay mal que por bien no venga.

  • Fruta, 16€ al mes.

Además, cada 15 días hay que introducir un alimento nuevo (para detectar posibles alergias): Verduras (de las que no tienen hoja verde), cereales, pollo, ternera, cordero… A los 7 meses yogur, queso fresco, yema de huevo (la clara para ti 💪💪), pescado…  Con 11 meses clara de huevo (y más cantidad de todo).

  • Verduras y carne 30€ al mes.

Y ya cuando el bebé llegue al año se habrá convertido en una persona casi normal y podrá comer hasta fresas.

Con esta tarta casi sin azúcar hecha por @madreprimeriza celebramos su cumpleaños (por supuesto no era para ella sola):

Tarta de cumpleaños para bebés

Tarta de cumpleaños para bebés con bizcocho con muy poco azúcar, fresas y arándanos con nata.

Para rizar el rizo, si eres un moderno como nosotros, y quieres seguir el método de alimentación de moda, llamado «Baby lead weaning» (BLW) estás perdido. Con ese método, desde el principio le das de comer en trozos blandos, ya que no suelen tener dientes todavía. Tu salón o dondequiera que des de comer a tu hijo pronto parecerá el estudio de un pintor abstracto, pues para experimentar (o si no le gusta algo) tu hijo empezará a tirar todos los trozos comida al suelo, a las paredes y al techo… comida en todos sitios menos en su boca, y sobrará la mitad de lo que le prepares.

¿Qué le doy de comer a un bebé si estoy fuera de casa?

Regla número 1 y más importante: No seas vago de mierda y prepara la comida con antelación en casa. Puedes congelarla o prepararla esa misma mañana…

Preparando la comida de varios días para el bebé

Preparando la comida de varios días para el bebé

Aunque para los imprevistos, para los padres vagos (que alguna vez nos pasa…), y para los que se olvidan la comida en el fuego hasta que se convierten en carbón para barbacoa; dispones en cualquier supermercado de fruta y potitos listos para comer. Los potitos probablemente no sean la mejor alternativa de alimentación, pero te pueden sacar de un apuro.



Y atentos, que ahora la moda es que sea todo verde, ecológico o bío… Lo que sube un 50% el precio de un potito normal.

Los que más nos han gustado fueron los de MamiSpoon; tanto, que nos llevamos un cargamento de viaje a Estados Unidos, por si no pudiéramos encontrar nada decente allí.

  • Potitos 10€ al mes.

¿Cómo ahorrar en comida pero alimentar sano?

En la leche materna es donde más se ahorra, además de ser lo más natural y sano: más de 900€ que puedes ahorrar; no es moco de pavo.

Luego algo obvio, compra en fruterías de barrio, fruta local y de temporada; lo que vayas a necesitar los próximos 4-5 días para que no se te estropee nada. Aunque los haya mencionado antes, evitando los potitos y solo usando productos frescos puedes ahorrar bastante.

Por último para potitos o leche de fórmula, algunas marcas de alimentación ofrecen descuentos o muestras, en el pediatra o mediante suscripción a revistas infantiles. Por ejemplo, nosotros recibimos muestras de Blemil y de Nestlé.

Lote de productos Nestlé

También te puedes hacer blogger (de qué me suena eso), y registrarte en Nestlé como SuperPapi bloguero o Supermami bloguera. Desde Nestlé nos han enviado toda su gama de productos infantiles, que quieras que no, también es una pequeña ayuda… si te cuadran sus productos. Nos han enviado ya tres veces: la primera con productos de todo tipo, donde más de la mitad llevaban azúcares añadidos 👎🏼 (que ni le dimos ni vamos a dárselos todavía, por muy gratis que sean); otro envío con sus productos bío, estos sí, más interesantes y sin azúcares; y un tercer envío con purés de frutas, que aún no hemos gastado, y que además sorteamos un lote recientemente.

Resumen de gasto en alimentación para bebés durante el primer año de vida

Con todos los datos aportados anteriormente ya podemos calcular el total, que seguro que diferirá en todos los casos, de gasto en comida para tu hijo.



Durante el primer año necesitarás ahorrar para comida en el peor de los casos:

0-6 meses (leche): 18×26 + 3×15 = 513€
6-12 meses (leche): 16×26 + 3×15 = 461€
6-12 meses (fruta): 16×6 = 96€
6,5-12 meses (verdura y carne): 5,5×30 = 165€
6-12 meses (potitos): 5×10 = 50€
TOTAL = 1285 €

Por si fuera poco, a todo eso, nos falta por contar el gasto en biberones, tetinas, esterilizadores (si usas), la trona, baberos, vajilla infantil, discos de lactancia para la madre, sacaleches (hasta hace poco creía que no existían y que solo eran una coña de la película «Los Padres de Ella»), y un largo etcétera de utensilios que posiblemente no te hagan falta.

Así que ya sabes, ¡a ahorrar, que en casa dentro de poco sois uno más para alimentar!