El apasionante negocio de las ecografías 4D

Los inventos para intentar saber qué pasa dentro de la barriga de la madre durante el embarazo han cambiado mucho a lo largo de los años. Pocos conocerán el Estetoscopio de Pinard (yo lo acabo de buscar en Google como «trompetilla embarazo»).  Ahora existen las ecografías, un gran avance tecnológico usado en la medicina que nos ayudan a ver la evolución de ese hijo que estamos esperando, también llamadas ultrasonografías o ecosonografías.

Cada ecografía es muy emocionante. Son una ventana al interior del cuerpo humano.

Pero una cosa son las ecografías que te hacen en el médico, con fines clínicos, y otra cosa distinta son las denominadas ecografías 4D.

En la competición por el realismo

Queremos saber por adelantado cómo serán nuestros hijos, la industria lo sabe y le pone precio a nuestros deseos. Todas parten de la misma base: ultrasonidos que rebotan en los tejidos y generan una imagen. La tecnología ha hecho posible que esas imágenes en blanco y negro, planas cobren vida, y te aproximan más a lo que es un ser humano desarrollándose en el interior de la madre.

¿Por qué 4D?

Yo creo que solo es un nombre comercial. Una ecografía 4d es simplemente una simulación 3D, que como va cambiando, “te dicen” que tiene una dimensión más: el tiempo.

¿Pero la ecografía 4D es en tiempo real?

Bueno… si tiempo real se define como lo que está pasando ahora mismo, sí. Pero si para ti el tiempo real es un vídeo a una velocidad que parezca muy realista… pues no lo es.



Para mí no es tiempo real para nada. Es una sucesión de imágenes naranjas, como una o dos cada segundo, por lo que ni siquiera parece un vídeo a cámara lenta. Es como un pase de diapositivas, cuando has hecho 100 fotos casi iguales.

¿Hay más que 4D?

¡Por supuesto! Las ecografías 5D ya están entre nosotros, y encima le meten el sufijo HD-Live para tener un nombre más futurista-tecno-rimbombante (y los analfabetos de algunas “clínicas» le ponen HD Life o HD Live, según el momento del día, la página del folleto o web explicativos).

Aquí la única diferencia con una ecografía 4D, es que la piel parece… ¿hasta un 2% menos irreal? Le ponen más luces y sombras al 3D para hacer mejores efectos y poco más, aunque yo creo que ni eso…

Aquí tienes un ejemplo muy ilustrativo de lo que es el supuesto 5D:

Nuestra experiencia con las ecografías 4D

Una vez la susurrabebés nos desveló el sexo de nuestra hija en la ecografía 4D de muestra que nos hicimos, pocas ganas me quedaron a mí de volver a una ecografía de estas… pero el tiempo pasa, la fecha se aproxima, y tienes la curiosidad de ver cómo va la cosa y a quién se va pareciendo, así que tras varios meses de rechazo nos decidimos a probar una de estas ecografías.

Llamamos a varios sitios para comparar ofertas de ecografías. Primero al de las 5D, porque sorprendentemente era más barata que la ecografía 4D. Al escuchar al señor al otro lado del teléfono y sus explicaciones sobre las diferencias del 3D el 4D y el 5D perdí aún más las esperanzas en estas tecnologías. Acto seguido llamé a mi amiga susurrabebés… tan dulce que no me pude resistir a su ofertaza. Podíamos llevar a toda la familia, si la niña no se dejaba ver nos daban todas las oportunidades que quisiéramos, te llevabas un DVD con toda la sesión de regalo, y un montaje recién hecho en Google Picasa (viajemos en el tiempo al 2008).

Así que el día de Nochebuena; en la semana 29 de embarazo, nos congregamos las dos familias para ver qué se cocía dentro de la barriga de la mamá. Mi suegro y yo, escépticos. Las abuelas babeando. La susurrabebés… haciendo de las suyas, intentando comunicarse con el bebé en un lenguaje dulce-empalagoso, y presionando con fuerza en la barriga para que la niña se dejara ver. Tras media hora no hubo manera. La niña estaba con los pies en la cabeza, agarrándose las piernas y tapándose entera. Mucho susurro, mucho ajetreo y muchos caramelos para la mami, pero la niña ni se inmutaba. No pudimos ver nada. Así que nos mandaron a dar un paseo y comer algo, a ver si por arte de magia se recolocaba.

Ecografía 4D

Por suerte, tras un croissant, y unos cuantos meneos más pudimos ver la carita del bebé, e iniciamos la ronda de búsqueda de parecidos. Incluso pudimos apreciar que ya tenía pelo por toda la cabeza. Al final hubo suerte y pudimos irnos a casa habiendo visto la cara, las piernas y los brazos, confirmar por enésima que era niña, con un DVD, unos foto montajes y unas canastillas de regalo. También podían imprimirnos en 3D un modelo del bebé… pero ya se pasaba muchísimo de precio, para algo que no sabes cómo de real es.

Conclusión

Como las ecografías 4D (y demás) son tan caras y no son tan, tan reales (y lo saben), se aseguran de dejarte contento, ofreciéndote fotos recién sacadas de una impresora, un DVD, descuentos en ropa, canastillas repletas de spam y otros regalos tan inútiles como un “baby-selfie” con la ecografía en la que no te haces la foto tu mismo, por lo que tampoco es un selfie.

La única cosa buena de toda esta parafernalia, es que es inocuo para el bebé.

Para unas personas será más real que para otras. Incluso algunos pensarán que esas ecografías son todas iguales 🙋🏻‍♂️.

Me surge una gran pregunta: ¿por qué en el cine no hay películas 4D, pero sí hay 3D? En los parques de atracciones existe el cine 4D; películas donde se mueven los sillones o te tiran agua u olores. Pero no es comparable.

Por favor, si estoy equivocado quisiera que alguien me sacara de este gran pozo de escepticismo y negatividad y me explicara la verdadera razón de que la misma cosa que el 3D y el 4D se convierta en 5D. Mi opinión es que las ecografías 5D son un timo. Tantas dimensiones no me caben en la cabeza.