Padre Primerizo

Consejos para padres con mucho humor

Vuelve del IKEA con una cuna, vivo y con dinero

De capítulos anteriores de tu vida, debes saber que ir a determinados lugares ponen a prueba una relación. IKEA es la tienda por excelencia de donde puedes salir o sin dinero, o sin pareja.

Afortunadamente (o desafortunadamente), a estas alturas de tu vida, y con un bebé en camino, no te puedes permitir volver a casa sin pareja (y sin kinder sorpresa), así que sólo te queda la opción del dinero.

¿Tengo la solución? Pues va a ser que no. Porque esta vez te tienes que gastar todos los ahorros en todo tipo de muebles para preparar el nido de tu futuro hijo.

¿Qué necesitas?

  • Una cuna:

Casualmente, en este establecimiento puedes encontrar cunas baratas y versátiles, porque tu mujer ya piensa en cuando no necesite tener al bebé encerrado entre barrotes.

En IKEA tienen las cunas más baratas, y además se convierten en camas. 2 en 1, ¡a los padres nos encanta!

  • Un cambiador:

¿Qué es eso? Un mueble alto donde cambiar al bebé los pañales cada hora de su vida durante los primeros meses. ¿Por qué un mueble especial? Para no hacerlo en la cama o en la mesa, porque los bebés manchan mucho, y en todas direcciones. Ya lo descubrirás. Además este también es 2 en 1, y se convierte en escritorio. ¡Toma ya!

  • Cajas de almacenamiento:

Para guardar ropa, pañales, chupetes, juguetes… un poco de todo. Nunca viene mal tenerlo todo organizado.

  • Un gimnasio:

¿Tan pequeños? Tranquilo, que no son pesas ni máquinas infernales para ejercitar los abdominales. Son juguetes a los que el bebé tendrá que pegar con sus pies y manos para estimular sus sentidos y ejercitar su cuerpo estando tumbado boca arriba. Mucho más divertido que los gimnasios de los adultos.

  • Toallas de bebé:

No vale cualquier toalla. Hay toallas especiales con una esquina doblada para dentro para meter su cabeza y secarle el pelo. Esta gente inventa cualquier chorrada para sacarte el dinero.

Hasta aquí todo parece mas o menos necesario, y tampoco se va mucho de tu presupuesto… unos 350€. Incluso menos de lo que esperabas.



Tú y tu mujer ya habéis debatido el diseño y color de los muebles que os gustan, una larga discusión con millones de opciones (idénticas para ti) y gran variedad de precios. Desde casa has mirado la disponibilidad de todos los muebles que quieres, porque recorrer 100 kilómetros para volver sin algo es una putada (y uno de los motivos por los que ODIO ir a esa tienda).

Así que ya solo queda conducir hasta IKEA a primera hora de la mañana, para que no os quiten vuestros muebles, meter al carro, pagar, colocar cual experto en Tetris en tu coche nuevo y ¡listo!

¿Qué no necesitas?

Nunca dije que ir al IKEA fuera fácil. Siempre vuelves con 200€ en cosas que no necesitabas antes de estar en la tienda.

  • Una nueva cubertería:
    • 👩🏻 ¡Está a mitad de precio, la necesitamos!
    • 👨🏻¿Y qué hacemos con la que ya tenemos?
    • 👩🏻 La guardamos para cuando seamos más gente.
  • Tazas de café:
    • 👨🏻 Necesito otra taza de café.
    • 👩🏻 ¿No tienes suficiente con tu colección de tazas del mundo?
    • 👨🏻 Sí, pero esta tiene un diseño más guay.
  • Más cajas de almacenamiento y separadores para los cajones:
    • 👩🏻 A partir de ahora necesitamos meter todo en cajas. El bebé se puede llevar todo a la boca.
    • 👨🏻 El bebé no se moverá hasta dentro de 1 año, seguro que cambiamos de casa antes.
    • 👩🏻 ¡Cuando menos te lo esperas, se moverá y cogerá algo que no debe y se hará daño!
  • Separadores para los cajones:
    • 👨🏻 Necesito separar las cosas dentro del armario
    • 👩🏻 Si luego lo tienes todo revuelto.
    • 👨🏻 Bueno, pero me gusta poder organizarlo todo un día.
  • Una tira de leds:
    • 👩🏻 ¿20€ para una tira de luces que quieres detrás de la tele?
    • 👨🏻 Y lo chulo que queda el salón con esa iluminación…
  • Otras tonterías:
    • Sábanas.
    • Copas.
    • Platos.
    • Palillos chinos.
    • Tabla de planchar.
    • 5 quitapelusas.
    • Las luces de navidad 🎄.
    • Perchas.
    • ¡Oh, una lampara original!

La lista es interminable. Lo tienen todo para persuadirte, y cada vez que vayas necesitarás millones de cosas inesperadas.

¿Cómo volver del IKEA con dinero?

Sólo puedes hacerlo siendo fuerte, y teniendo tu lista hecha de casa y prohibiéndote a ti mismo salir de lo que haya en esa lista. Es una misión imposible. Para ello deberías:

  1. No pasar por la exposición.
  2. No dejarte persuadir por descuentos innecesarios.
  3. Ir a la cola más rápida.
  4. No comer en la tienda. Eso sólo te hará pasar más tiempo en la tienda y ver innecesariamente más muebles útiles a tu alrededor.
  5. Tener un maletero pequeño: ese es tu límite real.

Espero que estos consejos te ayuden en tus futuras compras, y relaciones de pareja…

« »

© 2019 Padre Primerizo. Tema de Anders Norén.

Padre Primerizo usa cookies Más info

Padre Primerizo usa Cookies para medir el éxito de cada publicación y poder ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando la web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Entendido" quiere decir que consientes su uso.

Cerrar